close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • ACTUALIDADES

  • 1 de septiembre 2019

    Hace 80 años la agresión alemana a Polonia inició la IIGM. En la madrugada del 1 de septiembre del 1939 las tropas del Reich alemán cruzaron la frontera con Polonia. El ejército polaco opuso resistencia militar, esperando una reacción de los Aliados. El 3 de septiembre del 1939 Francia y Gran Bretaña declararon guerra al Reich alemán, pero no emprendieron acción militar alguna. El trágico destino de Polonia estaba sellado el 17 de septiembre del 1939, cuando la Unión Soviética invadió Polonia desde el Este. El ataque alemán y soviético se desprendía del tratado Molotov-Ribbentrop, firmado por los dos regímenes totalitarios. Un protocolo secreto a éste dividía la Europa Central en las llamadas esferas de influencia.

    El 1 de septiembre de 1939 a las 4:45 a.m., el ejército alemán del Reich comenzó a llevar a cabo el plan Fall Weiss. El ataque con nombre en código contra Polonia se desarrolló a lo largo de una línea de frente de 1.600 kilómetros de largo. El depósito militar en Westerplatte, defendido por una guarnición polaca durante una semana, se convirtió en un símbolo de la resistencia del primer día. En esta campaña, los comandantes alemanes utilizaron la táctica sin precedentes de "guerra relámpago" (llamada "Blitzkrieg"). Abrumados por el enemigo y en desventaja tecnológica, las unidades del ejército polaco se vieron obligadas a retirarse al interior del país durante los primeros días de la campaña. Sin embargo, gracias a los esfuerzos de los soldados polacos, la línea de tiempo del plan Fall Weiss no se llevó a cabo en su totalidad.

     

     

    El ejército polaco puso una fuerte resistencia contra los invasores. La mayor lucha de la campaña fue la Batalla de Bzura, que duró hasta el 22 de septiembre. A pesar de la derrota de Polonia, el Reich alemán tuvo que cambiar sus planes, y retrasó la rendición de Varsovia hasta el 28 de septiembre de 1939. Las últimas tropas polacas se rindieron el 6 de octubre de 1939, pero algunas unidades aún resistieron y participaron en operaciones contra el invasor alemán, como la unidad del ejército polaco de Henryk Dobrzański (también conocido como "Hubal") que luchó hasta mediados de 1940.

     

    El 17 de septiembre de 1939 otro vecino lanzó su ataque: la Unión Soviética. Las autoridades polacas todavía estaban en el país y el ejército aún luchaba contra el Reich alemán. La necesidad de montar resistencia militar en la frontera oriental debilitó al ejército polaco, y lo condenó a perder la guerra de defensa de 1939.

     

    Tanto el Reich alemán como la Unión Soviética no solo querían apoderarse del territorio de Polonia, también llevar a cabo sus planes para aniquilar a la intelectualidad y destruir gradualmente a la nación polaca. Muchos civiles fueron asesinados en los ataques aéreos del Reich alemán en las primeras horas de la guerra. El Reich alemán implementó consistentemente su plan de asesinar a la intelectualidad polaca como parte de las llamadas campañas Intelligenzaktion y AB (Außerordentliche Befriedungsaktion).


    Los ocupantes comenzaron los exterminios en masa de la población que habitaba los territorios polacos, y continuaron sus asesinatos en masa hasta prácticamente el último día de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Los invasores nazis también llevaron a cabo un programa de exterminio en masa de la población judía. Al contrario de los países ocupados de Europa occidental, ayudar a los judíos en la Polonia ocupada era castigado con la muerte.

     

    En el territorio soviético, los polacos fueron encarcelados y deportados a gran escala. Fueron obligados a realizar trabajos como esclavos, en condiciones horribles de vida e higiene; se les daba raciones de hambre y eran constantemente amenazados por prisioneros criminales.


    Polonia continuó resistiendo a los ocupantes en el país y en el extranjero a pesar de perder la guerra defensiva de 1939. Las estructuras del estado clandestino polaco eran las más grandes de toda la Europa ocupada e incluían fuerzas armadas independientes, el parlamento, el poder judicial y un sistema de educación secreto. El ejército polaco también revivió en Francia y el Reino Unido, luchando en todos los frentes europeos y africanos. Las Fuerzas Armadas polacas en la URSS solo se establecieron después del ataque del Reich alemán contra la URSS el 22 de junio de 1941, al firmar el acuerdo Sikorski-Mayski. Los polacos contribuyeron en gran medida a la victoria de los Aliados, pero el final de la Segunda Guerra Mundial no trajo libertad para Polonia. Europa se dividió bajo los arreglos realizados durante la Conferencia de Yalta. Utilizado por Churchill en Fulton, la noción de "telón de acero" describía la división de Europa de la posguerra, y la esclavitud de Polonia y otros países, ahora en la esfera de influencia soviética. Polonia recuperó su independencia total en 1989.

    Print Print Share: