close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • POLONIA – UN SOCIO ECONÓMICO CONFIABLE

  •  

    Polonia es el país más poblado de la Europa central y oriental (38 millones de habitantes), cuya contribución al PIB de los nuevos miembros de la Unión Europea ascendió en el 2008 a 40%. En el 2009 Polonia fue el único país de la UE que registró un crecimiento del PIB (1,8%), mientras los demás países sufrieron una profunda recesión (4,2% en promedio). En los últimos años de la coyuntura económica Polonia registraba el crecimiento más alto en la UE (6,6% en 2007 y 4,8% en 2008 y 3,8% en 2010).

     

    Polonia logró contrarrestar los efectos de la crisis mundial y esquivar sus estragos debido a la estabilidad del sector financiero (a diferencia de muchos países, no hubo en Polonia bancarrotas de instituciones bancarias ni tampoco mayores perturbaciones en su operación), la equilibrada estructura económica y una adecuada reacción del gobierno (estímulos para PYMES, reducciones de impuestos para nuevas empresas, reducción de gastos gubernamentales que generó ahorros superiores a los 6 mil millones de dólares).

     

    El crecimiento económico de Polonia en el 2011 fue significativo y ascendió al 4,3%, lo cual ubicó a Polonia entre los países con desarrollo más dinámico de la Unión Europea. El motor del crecimiento fue un consumo alto en el sector público y privado. La producción industrial ha acelerado y los índices de confianza del consumidor confirman las prometedoras perspectivas de desarrollo. Según los datos del FMI el PIB nominal en el 2011 ascendió a 469,4 mil millones de dólares, con lo cual Polonia se ubicó en la vigésima posición mundial, rebasando las economías de Suecia, Arabia Saudita y Argentina.

     

    La Comisión Europea estima que la economía polaca crecerá un 2,5% en el año 2012, debido principalmente a la política de sostener grandes inversiones infraestructurales financiadas por la UE, el crecimiento de las exportaciones y las inversiones en el sector privado y un alto nivel de consumo individual. Según las previsiones de la Comisión el crecimiento económico de Polonia sería el más rápido en toda la UE.

     

    El promedio de la inflación de los precios al consumidor en el 2011 fue de 4,1%. La crecientemente rigurosa política monetaria, así como la relativamente contenida dinámica salarial deberían tener un efecto modestamente antiinflacionario en una gran parte del 2012. Los proyectos gubernamentales implican que el déficit presupuestario disminuirá del 5,6% en el 2011 a un 3.7% en el 2012.

     

    En la Europa Central Polonia destaca positivamente en cuanto a la IED. Dentro del periodo del 2004 al 2010 la inversión directa en Polonia ascendió a 102 mil millones de dólares. En el 2011 la afluencia de las inversiones extranjeras fue de 14,2 mil millones de dólares, lo cual colocó a Polonia en la primera posición en la región. Un incremento significativo en las inversiones extranjeras directas refleja la confianza de la que Polonia goza entre los inversionistas, quienes la consideran un lugar seguro para los negocios, dada la ventajosa ubicación geográfica, la estabilización socioeconómica interna y la adhesión a la Unión Europea.

     

    En el último reporte de la consultora Ernst & Young „2011 European Attractiveness Survey" Polonia se colocó en el tercer lugar en cuanto a la cantidad de nuevos empleos generados gracias a las inversiones extranjeras directas, mientras Varsovia ha sido considerada como la séptima ciudad más atractiva de Europa.

     

    Las exportaciones polacas en el 2011 superaron las del año crítico del 2010 por un 12,8%. En el 2011 el valor de las exportaciones ascendió a 135.700 millones de euros y él de las importaciones a 150.400 millones de euros. El déficit comercial ascendió a 14.700 millones de euros. El ritmo de la recuperación de las exportaciones hacia los niveles precedentes a la crisis ha resultado más dinámico del que se estimaba a principios del año pasado. La dinámica creciente de las exportaciones polacas en el 2011 se debía a los resultados del intercambio comercial con los países desarrollados.

     

    Durante los años después de su accesión a la Unión Europea, Polonia cimentó su papel en el mercado europeo, consolidando sus relaciones comerciales con los socios europeos. En el 2011 casi 80% de las exportaciones polacas tuvo su destino en el mercado de la UE, mientras que nuestro país importó de ahí un 59% de los bienes. Las exportaciones de productos a los países de la UE junto con un fuerte mercado interno caracterizan la economía polaca, más resistente a las turbulencias globales que las economías de la mayoría de los países europeos.

     

    Dentro de los próximos años la condición de la economía polaca dependerá en gran medida de la situación económica en Europa y el mundo entero. Existen sin embargo numerosos factores que colocan a Polonia en una luz positiva contra el fondo no solamente de los países de la región, sino de toda Europa.

     

    Uno de ellos es la afluencia de los fondos europeos. Hasta el año 2013 Polonia puede absorber 67.000 millones de euros, que se invertirán en la infraestructura, la educación, etc. La economía polaca y la demanda interna se ven estimuladas por la reducción de la tasa máxima del impuesto sobre la renta del 40% a un 32%.

     

    Un incentivo significante para el crecimiento de la economía nacional es la organización de la Eurocopa 2012 en Polonia y Ucrania. Un acontecimiento internacional de esta envergadura implica un gasto significante por parte de los aficionados en los hoteles, restaurantes y lugares de interés turístico en Polonia, así como una aceleración de los trabajos en la infraestructura de transporte.

     

    Print Print Share: